Compromete y desarrolla el talento a tu alrededor

9 roles, 9 historias de Navidad

¡Ya llega! La Navidad está a la vuelta de la esquina.

Este año queremos contarte cómo viven estas fechas festivas cada uno de los Roles de Equipo Belbin…

   rol belbin cerebro   

 

Cerebro: probablemente se dedicará a comprar o hacer regalos increíbles, que irán desde los más ingeniosos hasta otros completamente inservibles. Es poco probable que los envuelva en papel de regalo o que recuerde dónde los colocó. Su cena de Navidad estará bastante lejos de la típica cena tradicional. Reemplazará el cordero asado por tempeh y los langostinos por sushi.

 

 

 

 

Investigador de Recursos: estará enterado de las mejores rebajas del Black Friday. Será capaz incluso de negociar un descuento aún mejor. Podrá copiar ideas de regalos a otros. Seguramente su agenda esté tan repleta de invitaciones para la cena de Navidad, que no sepa cómo manejarlas.

 

 

 

 

Coordinador: Delegará las compras de Navidad en otros. Tendrá claro cuáles son las mejores personas para cada tarea: hacer la compra, asar el cordero, escribir las postales de navidad, colocar los adornos en el árbol, etc.  “¿Todo el mundo tiene clara su tarea para el día de Navidad? Ahora, ¿dónde está ese jerez?”

 

 

 

 

Impulsor: ama la presión de las compras de última hora en Nochebuena. Se plantará en el centro a las 5 de la tarde y lo resolverá todo en un santiamén. Tendrá a todos listos para sentarse a la mesa a las 12 en punto. Y será quién inicie la discusión durante la cena de navidad.

 

 

 

 

Monitor Evaluador: se pasará horas y horas comparando páginas web y leyendo reseñas para elegir el mejor regalo. Definitivamente no está hecho para el presente frívolo, y podría terminar regalando vales si no consigue decidirse.

 

 

 

 

Cohesionador: estará preocupado por comprar los regalos correctos. Probablemente tenga miedo de no acertar y decepcionar a alguien. Querrá asegurarse de que todos disfruten de una hermosa Navidad. Su presencia servirá para disolver las inevitables discusiones navideñas y cualquier debate acerca de la explotación de las aves de corral.

 

 

 

 

Implementador: organizará las compras navideñas a través de una lista o una hoja de Excel. Incluso comprará alguna variación de un determinado producto si el año anterior tuvo éxito con el mismo. Tendrá el cordero en el horno a las 8 en punto y conocerá los tiempos exactos de todo lo que se necesita para ayudar a que el día transcurra sin problemas.

 

 

 

Finalizador: se quedará hasta las 3 de la mañana del día de Navidad envolviendo regalos con los envoltorios, lazos y cintas más bonitos. Decorará la casa fantásticamente, con detalles en cada rincón. Insistirá en preparar él mismo toda la comida de Navidad. Luego se derrumbará en una esquina al final del día.

 

 

 

 

Especialista: seguramente llevará meses investigando el mejor método para obtener las patatas asadas más crujientes y esponjosas y querrá contarte todo al respecto. Sin embargo, no le preguntes cómo cocinar algo más. ¿Cordero? ¿Qué cordero?

 

 

¡Deseamos que pases una feliz Navidad y seguir trabajando contigo en 2018!

¡Salud!

El Equipo Belbin

Comparte esta página  Share on Facebook
Facebook
0Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario