¿Cómo preparar una entrevista de trabajo? - Blog Belbin®️
Sitio web oficial de Belbin España

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo?

La transición desde el ámbito académico al laboral está llena de dudas e incertidumbres por parte de los jóvenes (o no tan jóvenes) que finalizan sus estudios. Después de toda una vida en aulas enfrascados entre libros, ordenadores y exámenes, se enfrentan a una nueva realidad. La búsqueda de ofertas de empleo, el desarrollo de entrevistas de trabajo e ir acostumbrándose a las normas e inercias del mercado de trabajo.

En esta transición, el momento “entrevista de trabajo” es como acercarse a un precipicio.

Hay quienes se enfrentan con dudas y se bloquean; otras personas se desenvuelven con naturalidad en la entrevista convirtiendo ésta en una agradable conversación con el entrevistador.  

Dependerá de ti. Y especialmente de cuánto hayas preparado la entrevista.

Y el autoconocimiento forma parte de esa preparación.

Cierto es que hay muchos tipos de entrevistadores, de ofertas de empleo y de empresas que en los procesos de selección ya reflejan su cultura de empresa.

¿Qué busca un entrevistador cuando está en frente de un joven que está comenzando a desarrollar su carrera profesional?

Posiblemente busque verificar la información de tu C.V., pero sobre todo quiere conocerte.

Conversar contigo.

Observar y analizar cómo te expresas. Tus preferencias laborales. Identificar tus fortalezas con relación al puesto de trabajo. Y cómo no, también aquellos aspectos en los que tienes que mejorar.

Podríamos decir, que una buena parte de las preguntas o de los temas que surgirán durante la entrevista de trabajo los puedes intuir y por lo tanto prepararlos.

En esa preparación, el autoanálisis, profundizar en tu conocimiento, realizar descripciones sobre uno mismo, expresar cómo te desenvuelves dentro de un equipo, compartir tus preferencias sobre el tipo de trabajo que estás buscando, aspiraciones a corto y medio plazo, son ingredientes de la conversación sobre las que el entrevistador irá explorando progresivamente para conocerte mejor.

Conocerte como profesional, pero también como persona. Conocerte como futuro integrante de su equipo de trabajo. Y aquí radica la diferencia.


La diferencia entre quedarte callado, responder de una manera escueta o disponer de un vocabulario y un repertorio de expresiones que enriquezcan la entrevista hablando sobre ti.

La diferencia entre haber preparado y reflexionado sobre la entrevista o ir “a ver qué pasa”.

La diferencia entre conocer qué opinan de ti terceras personas o no haberte planteado nunca esa pregunta.

La diferencia entre tener frases, expresiones y situaciones que se refieren a situaciones vitales propias o responder con ciertos estereotipos o frases leídas en internet sobre cómo superar con éxito tu primera entrevista.

La diferencia entre conocerte o no reconocer a la persona que ves en el espejo.


¡Qué útil es ponerte delante de un espejo que te habla!

Fue la expresión espontánea de uno de los participantes en un programa piloto dirigido a alumnado de Formación Profesional y personas que se encuentra en situación de desempleo.

Durante este programa piloto mi rol consistió en aplicar Belbin GetSet y tener una reunión de acompañamiento individual con el objetivo de ayudarles a interpretar los resultados, identificar situaciones relacionadas con su rol de trabajo en equipo, identificar expresiones y descripciones personalizadas a cada participante e identificar cómo extraerlas del informe generado para obtener un descripción personal robusta sobre cuestiones laborales.

Durante la sesión de trabajo los participantes:

ticValoran la realización de un ejercicio de autoanálisis como método para mejorar su empleabilidad.

ticSe sorprenden de que es la primera vez que “capturan” la opinión de terceras personas con relación a su comportamiento y actitudes en el contexto laboral.

ticSe sienten respaldados a través de un informe estructurado y claro que combina la visión personal con la opinión de los observadores.

ticSe empoderan a través de las conductas y actitudes en las que los observadores están de acuerdo.

ticSe apoderan de expresiones, adjetivos y frases que contribuyen a una descripción más personalizada de cada participante.

En definitiva, participar en una sesión individual de mentoring laboral a través del informe Belbin Getset es como estar frente a un espejo que te ofrece diferentes dimensiones de tu reflejo y con quien además puedes conversar.

Los participantes han dado una gran importancia a la conversación generada porque durante el desarrollo de la sesión no solo escuchan, sino que co-interpretan el resultado y al verbalizarlo van afianzando su autoconocimiento e interiorizando conductas, preferencias y hábitos que caracterizan su comportamiento laboral.

Sin duda, Belbin Getset ha sido un gran descubrimiento para que los participantes estén en una mejor disposición de superar sus entrevistas laborales y acceder a un puesto de trabajo.

Un artículo por Paco Prieto

Deja una respuesta