Compromete y desarrolla el talento a tu alrededor

¿Por qué medimos comportamiento?

¿Realmente es tan importante definir si eres una persona introvertida o extrovertida? ¿O lo que realmente importa es si eres capaz de coger el teléfono y hacer esa venta? Lo que verdaderamente importa no es quién eres, sino cómo te comportas en tu lugar de trabajo.

El comportamiento, al contrario de la personalidad, es dinámico. El comportamiento varía en función de numerosos factores como las personas con las que interaccionamos o el ambiente en el que nos encontramos.

Además, el comportamiento es observable y por lo tanto, no sólo se puede medir, sino que podemos ofrecer feedback en torno al comportamiento. Es lo que en Belbin llamamos Valoraciones de los Observadores.

La metodología Belbin mide comportamiento en el lugar de trabajo y nos permite hablar de fortalezas y debilidades evitando las confrontaciones puesto que no etiquetamos a las personas sino que reconocemos y aceptamos las contribuciones de cada persona y sus particularidades.

Comunicar comportamiento en el entorno laboral ofrece numerosas ventajas como son el aumento de la motivación, el compromiso y la productividad.

¿Por qué es importante medir el comportamiento?

Comparte esta página  Share on Facebook0Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0