Rol Impulsor - Metodología Belbin, roles de equipo
Compromete y desarrolla el talento a tu alrededor
Comprar informes online

Rol Impulsor

Contribución: Retador, dinámico, trabaja bien bajo presión. Tiene iniciativa y coraje para superar obstáculos.

Debilidad permitida: Puede ser propenso a provocar y en ocasiones puede ofender los sentimientos de la gente.

No te sorprendas si descubres que: Puede tornarse agresivo y malhumorado en su afán de conseguir que las cosas se hagan.


OBJETIVO

Desafiar y empujar al equipo hacia adelante para lograr sus metas y objetivos.

FORTALEZAS

Los Impulsores son personas dinámicas, altamente motivadas, con mucha energía nerviosa y una gran necesidad de conseguir logros. Están interesados principalmente en hacer las cosas lo más rápido posible.

Obstinados y asertivos, los Impulsores disfrutan con la competición y los desafíos y tienen gran determinación para superar obstáculos y ganar. Se muestran seguros incluso cuando tienen dudas ya que no permiten que otros las vean.

A los Impulsores les gusta liderar y empujar a otros a la acción. Se muestran impacientes por hacer las cosas y no les importa tomar decisiones impopulares para conseguir que las cosas sucedan. Crecen bajo presión y son muy adecuados para gestionar el cambio. Ejercen una influencia directiva y pueden conducir los debates o actividades grupales hacia objetivos y metas. Son buenos para abordar la inercia y la complacencia en los equipos o para intervenir cuando el equipo se está alejando demasiado de su cometido original.

DEBILIDADES POTENCIALES

En su afán por hacer las cosas, los Impulsores pueden ignorar los sentimientos de otras personas y alterar los ánimos. Les gusta discutir y si hay un conflicto en el equipo, a menudo se encuentran en el centro del mismo.

Debido a que están profundamente comprometidos con el éxito del equipo, también tienden a mostrar una respuesta emocional fuerte ante la decepción o la frustración, que el equipo puede tener que gestionar.

Demasiados Impulsores en un equipo también pueden causar problemas ya que tienden a la confrontación y a involucrarse en enfrentamientos acalorados. Para trabajar juntos con éxito en equipo, los Impulsores a menudo necesitan demarcar claramente sus áreas de autoridad y seguir el trabajo en líneas paralelas.

DEBILIDADES NO NEGOCIABLES

El ímpetu del Impulsor para movilizar el cambio puede ayudar a rejuvenecer a un equipo apático, pero también puede dar lugar a discusiones. Una vez surgido el conflicto, los Impulsores no deberían guardar rencor a sus oponentes sino que deberían recuperar la situación con buen humor o con una disculpa.


CÓMO GESTIONARLOS

 HACER…

Mantener un enfoque realista y orientado a objetivos. Hablar en términos de lo que se puede lograr y cuándo podrían ser las fechas límite.

 NO HACER…

Lanzar ataques personales en tus argumentos o salirte del tema en las discusiones. Tratarles con ambigüedad.

COMPATIBILIDAD CON OTROS ROLES DE EQUIPO

Los Coordinadores son quienes mejor dirigen a los Impulsores ya que pueden canalizar su energía. También pueden ser liderados por Monitores Evaluadores quienes pueden ayudarles a pensar antes de actuar. Como mánager, los Impulsores trabajan bien junto a Implementadores ya que apreciarán su eficiencia y enfoque en la tarea o con Cohesionadores que podrán suavizar cualquier malentendido que pueda surgir.

AMBIENTE DE TRABAJO ÓPTIMO

Los Impulsores están bien preparados para trabajar en un equipo donde se trabaje a un ritmo acelerado, donde no haya ambigüedades en el liderazgo y sean responsables de los resultados que producen.