Rol Monitor Evaluador - Metodología Belbin, roles de equipo
Compromete y desarrolla el talento a tu alrededor
Comprar informes online

Rol Monitor Evaluador

Contribución: Serio, perspicaz y estratega. Percibe todas las opciones y juzga con exactitud.

Debilidad permitida: En ocasiones carece de iniciativa y de habilidad para inspirar a otros. Puede ser excesivamente crítico.

No te sorprendas si descubres que: Puede ser lento a la hora de tomar decisiones.


OBJETIVO

Analizar ideas y sugerencias y evaluar su viabilidad.

FORTALEZAS

Los Monitores Evaluadores son personas serias y prudentes, muy adecuadas para analizar problemas y evaluar ideas y sugerencias para determinar su viabilidad y ayudar a desarrollarlas. Con esta finalidad, serán muy útiles para el equipo si pueden establecer una relación sólida de trabajo con el Cerebro del equipo.

De mente justa y hábiles en el pensamiento crítico, son expertos en sopesar los pros y los contras de una situación, tomar decisiones utilizando la lógica en lugar de dejarse llevar por el entusiasmo o consideraciones personales y emocionales. En consecuencia, pueden mantenerse alejados del equipo en reuniones u otros entornos grupales, lo que les permite observar los procedimientos mientras se mantienen imparciales.

Los Monitores Evaluadores disfrutan del debate y se enorgullecen de tomarse su tiempo para tomar grandes decisiones correctamente. Como tales, deberían ser los árbitros de la toma de decisiones dentro del equipo. Cuanto más complejo sea el proceso de toma de decisiones y cuantas más variables estén involucradas, más importante será este rol para que el equipo tenga más posibilidades de éxito.

DEBILIDADES POTENCIALES

Los Monitores Evaluadores pueden ser percibidos como secos y aburridos ya que tienen inmunidad natural al entusiasmo. Como consecuencia, a menudo carecen de capacidad para inspirar a otros miembros del equipo. Su aparente falta de energía es lo que permite su imparcialidad, sin embargo al mismo tiempo pueden ser percibidos como anodinos.

Es probable que los Monitores Evaluadores se tomen su tiempo para deliberar a la hora de tomar una decisión, lo que puede resultar frustrante para los demás miembros del equipo que desean que las cosas se muevan más rápido. En el peor de los casos, pueden quedar atrapados en un debate académico sin llegar a tomar una decisión.

También pueden carecer de tacto y ser excesivamente críticos al demeritar ideas no válidas, lo que puede causar fricciones con los Cerebros e Investigadores de Recursos que las han expuesto para su consideración y por tanto disminuir la moral del equipo. Este malestar puede no ser evidente para un Monitor Evaluador que espera ver su propio desapego reflejado en los demás.

DEBILIDADES NO NEGOCIABLES

Si bien los Monitores Evaluadores pueden ser escépticos ante las ideas nuevas, responder con cinismo y sin ninguna lógica subyacente es inaceptable.


CÓMO GESTIONARLOS

 HACER…

Invitarles a evaluar las ideas a fondo, expresar sus preocupaciones y abstenerse de forzar la toma de decisiones apresuradas.

 NO HACER…

Intentar influir sobre ellos con optimismo o connotaciones emocionales. Presionarles para que hagan juicios rápidos.

COMPATIBILIDAD CON OTROS ROLES DE EQUIPO

Los Coordinadores son quienes mejor dirigen a los Monitores Evaluadores ya que pueden garantizar que se les consulta en los momentos relevantes. Se entienden bien con la mayoría de los otros roles, con la posible excepción de los Impulsores (que probablemente se frustrarán con el ritmo del cambio) y con compañeros Monitores Evaluadores, ya que es probable que este tipo relación se torne en un debate prolongado en el que no se alcance ninguna conclusión.

AMBIENTE DE TRABAJO ÓPTIMO

A los Monitores Evaluadores les va mejor en situaciones estratégicas donde el éxito o el fracaso dependan de tomar una pequeña cantidad de decisiones cruciales